Escuelas sustentables

Busca la Transformación de las instituciones educativas en modelos sustentables de desarrollo por medio de técnicas de reciclaje del material orgánico que se genera cada día en sus instalaciones.


A la par de la capacitación del personal docente, intendencia y estudiantes, Transformamex, innovadora empresa enfocada a la transformación del país por medio de la involucración de la sociedad en general, instalará en el plantel educativo, el número de lombricarios necesarios para que la institución pueda reciclar todos o la mayor parte de sus desperdicios orgánicos, convirtiéndolos en abono orgánico para sus jardineras, campos deportivos, huerto escolar y maceteros.


escuelas

1. Aprender a separar la basura y crear el hábito en los niños de hacerlo también en casa.


2. Enseñar el manejo de las lombrices, como la mascota escolar que se come la basura y nos lo agradece entregando tierra orgánica.


3. Utilizar el abono para alimentar áreas verdes y jardineras.


4. Enseñar a los niños el ciclo de la naturaleza por medio de huertos escolares donde vean crecer un vegetal directamente en el abono que crearon con sus desperdicios orgánicos.


5. Fomentar la alimentación orgánica y local entre los alumnos como un acto de responsabilidad socio ambiental, en búsqueda de una soberanía alimentaria.


6. Entregar a cada grupo una parcela orgánica que podrán atender en su recreo y horarios extra, para inculcar la cultura del autocultivo y la alimentación orgánica.


7. Enseñar a los niños, el gusto de trabajar con la tierra y lo divertido que es crecer un vegetal.


8. Proponer el reciclaje de materiales inorgánicos como botes de refresco, bolsas plásticas, llantas y cualquier otro material que se tenga a la mano para crear estructuras verticales donde crecerán vegetales y plantas de olor.


9. Instalar dentro de los salones una o dos macetas con plantas ornamentales para mejorar el rendimiento académico de los estudiantes, como lo demuestran estudios realizados por la Universidad Nacional Tecnológica Chin-Yi (Taiwán)


10. Proponer una mejor alimentación entre los estudiantes para combatir la obesidad, la desnutrición, las caries y mejorar su metabolismo.


11. Organizar dos veces al año, con las cosechas de sus huertos una comida escolar donde aprendan a cocinar sus propios productos de manera sana. Como maíz para hacer sus propias tortillas, rescatando así valores culturales y protegiendo la diversidad de nuestras semillas.


12. Regresar todos los desechos orgánicos del huerto a los lombricarios para volver a comenzar el “ciclo cerrado” mostrando como nuestras acciones pueden estar conectadas a los modelos de la naturaleza.


Este proyecto es adaptado a las diferentes necesidades y tiempos de cada centro escolar.